Oracion La Magnífica

…“Glorifica mi alma al Señor

y mi espíritu se llena de gozo,

al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.

Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya

y ved aquí el motivo porque me tendrán por dichosa

y feliz todas las generaciones.

Pues ha hecho en mi favor cosas grandes y maravillosas,

El, que es Todopoderoso

y en su nombre infinitamente santo,

cuya misericordia se extiende

de generación en generación,

a todos cuantos le temen.

Extendió el brazo de su poder,

disipo el orgullo de los soberbios,

trastornando sus designios.

Desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes.

A los necesitados los llenó de bienes

y a los ricos los dejó sin cosa alguna.

Exaltó a Israel su siervo acordándose de él

por su gran misericordia y bondad.

Así como lo había prometido a nuestro padre Abraham

y a toda su descendencia 

por los siglos de los siglos”

Amen

 

Este cántico es hoy uno de los pasajes bíblicos más famosos relacionados con la madre de Jesús, reconocido por el cristianismo, son las palabras de la Virgen en su encuentro con su prima Isabel, madre de Juan Bautista. Es una oración muy poderosa, porque sabiéndola invocar fortalece el espíritu y te protege de todos los enemigos sin importar el origen, la naturaleza o el índole del problema.

Salmo 91 El que habita al abrigo del Altísimo

“El que habita al abrigo del Altísimo

Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;

Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador,

De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,

Y debajo de sus alas estarás seguro;

Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno,

Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad,

Ni mortandad que en medio del día destruya. 

Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra;

Mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás

Y verás la recompensa de los impíos. 

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,

Al Altísimo por tu habitación,

No te sobrevendrá mal,

Ni plaga tocará tu morada. 

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,

Que te guarden en todos tus caminos.

En las manos te llevarán,

Para que tu pie no tropiece en piedra.

Sobre el león y el áspid pisarás;

Hollarás al cachorro del león y al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor,

yo también lo libraré;

Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé;

Con él estaré yo en la angustia;

Lo libraré y le glorificaré.

Lo saciaré de larga vida,

Y le mostraré mi salvación.

Amen”

Este es uno de los salmos mas populares porque su contenido ha sido utilizado como una herramienta de protección, mantener la biblia abierta en el salmo 91, colocarla en la sala de la casa y leerla a diario, ha sido una costumbre cristiana por el poder de estas palabras, la promesa de resguardo, abogamiento de los ángeles y de Dios dentro de su contenido.

Leer toda la familia, en voz alta el salmo 91 es una solución exitosa cuando se sospecha presencias malas dentro del hogar.

Toda promesa tiene su condición, y en  este caso encontramos en el verso uno y verso nueve que para apropiarnos de todo este respaldo, debemos habitar en su presencia.

 

El que habita al abrigo del Altísimo”.

 

Cruz de Caravaca

La Cruz de Caravaca tiene un gran poder de protección. El significado iconográfico de la cruz es el cruce del espíritu (línea vertical) y el plano material (línea horizontal) dando como resultado el hombre, ser que se mueve en el plano material con opción de ascender espiritualmente. La Cruz de Caravaca denota la protección de dos arcángeles de mucho poder: San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángel quienes sostienen la cruz desde su base. Mientras en la imagen central se halla Jesucristo para recordarnos

Es usada por ser un símbolo sagrado sumamente eficaz, que otorga protección contra todo tipo de males, protege el hogar y a sus habitantes, rechaza las malas energías y los daños, protege la economía familiar y brinda prosperidad.

Más allá de ser un símbolo religioso venerado en todo el mundo, la Cruz de Caravaca se ha convertido en un objeto bendito que también se usa en prácticas de exorcismos.

Su virtud principal es la de proteger a la persona que la lleva, contra peligros, adversidades, enfermedades o malas energías; pero, obviamente, su poder depende de la fe que se deposite en Nuestro Señor Jesucristo y no en la cruz.

Lo que mucha gente desconoce es que también se regala en señal de declaración sentimental.

Los habitantes de Caravaca presumen con orgullo ser los encargados de la custodia y veneración del estuche relicario de rubíes y brillantes que guarda en su interior tres astillas del madero donde crucificaron a Jesús hijo de Dios.

Infinidad de páginas en Internet anuncian a la Cruz de Caravaca como un elemento que preserva de enfermedades, purifica el aire de todo contagio y da salud en el alma y en el cuerpo.

En un pliego de cordel datado en 1658 hay referencias a actos esotéricos realizados con la Cruz de Caravaca. Sin ir más lejos, uno de ellos explica los siguiente: “Una mujer de Burguillos, maldecida por su madre cuando niña, vivió 42 años poseída por el demonio. Para liberarla del maleficio sus vecinos le prendieron en la ropa un relicario de la Cruz de Caravaca. No aguantando esa presencia, el diablo abandonó el cuerpo de la infortunada bajo la forma de un cangrejo”. Mito o realidad, el caso es que la Cruz de Caravaca ha estado siempre rodeada de misteriosas historias que contribuyen a reforzar su consideración como objeto de culto.

Es un objeto de profundísima devoción popular, y un elemento religioso lleno de fe. Hay todo un mundo místico que mueve millones de personas en torno a la Sagrada Reliquia, convertida en un objeto sagrado que previne del mal de ojo, protege contra todo tipo de males, al hogar y a sus habitantes y su poder defensivo es ilimitado.

Podemos hacer un ritual muy sencillo para purificarnos cuando la recibimos, también puede suceder que hayamos recibido una Cruz de algún familiar o ancestro, por lo que podemos bendecirla para conectarnos a su fuerza original. Cuando la Cruz no ha sido usada anteriormente, es necesario llevarla a una iglesia y pedirle a un sacerdote que la bendiga para nosotros.

Luego recitamos la siguiente oración:

 

“Santa Cruz de Caravaca!

A tu poder me acojo,

Por mi Abogada te escojo,

Y si tu fuerza me saca

De la pena que hoy me ataca,

Te traigo en pena y señal

Incienso, mirra y copal,

Y con alma limpia y pura

Una pequeña figura

De mi persona en metal.

Cruz bendita y soberana

Que obras tantas maravillas,

Te alabo en frases sencillas

Cada día de la semana;

Mi alabanza nunca es vana,

Pues ya no cabe ni duda,

Que al mundo tu fuerza escuda

Y a quien rendido te nombra,

Lo cobijas con la sombra

De tu poderosa ayuda”.

Amén

 

Si hay algo que más odie el demonio es la Cruz. El Maligno sabe muy bien que la cruz es signo de su derrota y allí donde haya un alma enamorada de la Cruz de Cristo y abrazada a ella, el demonio está humillado por su derrota, cosa que es terrible para él dado su tremendo orgullo.

En Espacio Místico queremos compartir contigo esta hermosa y valiosa herramienta de protección, para que sepas usarla correctamente en tu camino hacia lo espiritual.