Semana Santa – Jueves Santo

El camino del Nazareno

Hoy es Jueves Santo

La Pasión de Jesús son hechos vivos y episodios reales, son historia y misterio.

Se trata de algo inaudito, supramental: la Pasión de Dios en el hombre Jesús.

Los evangelistas los cuentan para que lleguen por los ojos y los oídos hasta la interioridad del hombre, allí donde el misterio tiene su nido. Por eso, la Pasión de Cristo más cálida, más significativa, de mayor hondura, es la que recrea y revive cada cristiano en su corazón.

Desde la historia real de la Pasión de Jesucristo, narrada e interpretada por los cuatro evangelistas, hasta la actualidad, este magno misterio no ha cesado de asombrar a los hombres que con él se encuentran en el camino de la existencia, y del cual ya no pueden prescindir en el curso de su vida.

Película de Jesús

Misa de Jueves Santo

El Papa Francisco presidió, en la mañana de este Jueves Santo, 18 de abril, en la Basílica de San Pedro del Vaticano, la Santa Misa

Homilía de la Santa Misa Crismal

En su homilía, el Santo Padre quiso reflexionar sobre el sentido del término “multitud” en los Evangelios, y su relación con Jesús. Vemos que cuando interactúan con el Señor –que se mete en ellas como un pastor en su rebaño– las multitudes se transforman. En el interior de la gente se despierta el deseo de seguir a Jesús, brota la admiración, se cohesiona el discernimiento”.

Semana Santa en Sevilla

Siga en directo el recorrido de las hermandades del Jueves Santo de la Semana Santa de Sevilla 2019 a su paso por Campana

Salmo 88

Salmo 88

Oh Jehová, Dios de mi salvación,
Día y noche clamo delante de ti.

Llegue mi oración a tu presencia;
Inclina tu oído a mi clamor.

Porque mi alma está hastiada de males,
Y mi vida cercana al Seol.

Soy contado entre los que descienden al sepulcro;
Soy como hombre sin fuerza,

Abandonado entre los muertos,
Como los pasados a espada que yacen en el sepulcro,
De quienes no te acuerdas ya,
Y que fueron arrebatados de tu mano.

Me has puesto en el hoyo profundo,
En tinieblas, en lugares profundos.

Sobre mí reposa tu ira,
Y me has afligido con todas tus ondas. Selah

Has alejado de mí mis conocidos;
Me has puesto por abominación a ellos;
Encerrado estoy, y no puedo salir.

Mis ojos enfermaron a causa de mi aflicción;
Te he llamado, oh Jehová, cada día;
He extendido a ti mis manos.

1¿Manifestarás tus maravillas a los muertos?
¿Se levantarán los muertos para alabarte? Selah

¿Será contada en el sepulcro tu misericordia,
O tu verdad en el Abadón?

¿Serán reconocidas en las tinieblas tus maravillas,
Y tu justicia en la tierra del olvido?

Mas yo a ti he clamado, oh Jehová,
Y de mañana mi oración se presentará delante de ti.

¿Por qué, oh Jehová, desechas mi alma?
¿Por qué escondes de mí tu rostro?

Yo estoy afligido y menesteroso;
Desde la juventud he llevado tus terrores, he estado medroso.

Sobre mí han pasado tus iras,
Y me oprimen tus terrores.

Me han rodeado como aguas continuamente;
A una me han cercado.

Has alejado de mí al amigo y al compañero,
Y a mis conocidos has puesto en tinieblas.

Reflexión del día:

¿Quién puede entrar en el alma de Jesús durante la Pasión?

¿Quién puede escrutar su corazón en esas horas terribles?

¿Quién puede adecuadamente entrever el corazón del Padre, la actitud del Espíritu Santo ante el drama sublime de la Pasión?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *