El Fuego y La Meditación

Beneficios de este Elemento

El fuego representa la luz, el calor, la brillantez, el poder de transformación, la purificación, la energía, la comprensión y el metabolismo.

El elemento fuego representa la capacidad para dar calor y reflejar luz. El fuego es el generador de energía en el cuerpo justo como el sol es el generador de energía de la tierra. El fuego representa todas las fuentes de energía en el mundo. El fuego proporciona la luz que se percibe. Los ojos son el vehículo a través del cual la luz se digiere y la percepción se lleva a cabo.

Beneficios de Meditar con El Fuego

 

Practicar la meditación con este elemento, mejora la seguridad con la que actuamos, potencia en nuestro pensamiento la fuerza interior, y nos ayuda a encontrar el camino correcto cuando tenemos que tomar una decisión importante en nuestra vida alejando los miedos e inseguridades que suelen atacarnos.

Los canales por los que el fuego entrará y actuará son las manos y el pecho.

La meditación de fuego se puede dar de diferentes maneras. Esta técnica es una de las más curiosas y simbólicas, pero siempre que tengas la presencia de una pequeña llama cerca puedes comenzar a practicar estas meditaciones, que gracias al fuego potencian una parte esencial de nosotros mismos.

En el elemento del fuego se concentra desde el pasado todo lo que no podemos comprender del plano espiritual y la energía que alimenta el alma.

¿De qué sirve Meditar Fuego?

En el cuerpo humano, el fuego se expresa en cinco maneras distintas. 

  1. El fuego que proporciona a nuestro cuerpo la capacidad para digerir los alimentos. 
  2. El fuego que enciende el intelecto, digiere las ideas y permite la comprensión. 
  3. El fuego de la percepción que digiere las impresiones visuales en imágenes reconocibles. 
  4. El fuego que energiza y revitaliza el cuerpo añadiendo color al mismo.
  5. El fuego que digiere el tacto y la luz del sol, y emite la radiación asociada con la piel sana es la luz proporcionada.
  6. El fuego enciende nuestra sexualidad por placer o procreación.

 Este es el fuego que arde dentro de nosotros, y según su función podemos visualizar fuego en nuestro estómago si tenemos problemas para digerir bien los alimentos, o visualizar que el fuego disminuye si sentimos acidez estomacal. 

Si vas a estudiar, enciende una llama en tu mente para incrementar tu comprensión y retención de información.

Si tu cabello esta perdiendo su vitalidad y color, imagina por unos instantes muy breves que tienes una hermosos cabellos de fuego.

Si practicas la sanación espiritual o eres un profesional de la salud, imagina que el fuego del Espíritu Santo arde en tus manos, y colócalas sobra la persona que esta enferma o ha perdido vitalidad.

Medita en el fuego avivándole si deseas revivir la llama del amor en tu corazón, o en tu matrimonio.

Alertas al Meditar con Fuego

Así mismo, es el elemento al que más debemos temer.

Las meditaciones de fuego para principiantes no deben superar los 5 minutos.

Siempre hemos de proponer llevar a cabo la misión que vamos a cumplir ese día por la que deseamos canalizar esta energía que hemos canalizado o esta puede consumirnos a nosotros.

Debido a su cualidad destructiva, bebe una gran cantidad de agua cuando medites con fuego.

En el ciclo de la vida y la muerte, el fuego representa nuestros años más productivos. Después de haberse preparado bien durante la juventud para este ciclo de vida, estos años son para el cumplimiento del deber. 

La capacidad de cada persona para el trabajo y el servicio es mayor durante esta fase de la vida. Independientemente de la constitución, desde la pubertad hasta la transición a la vejez, el fuego arde brillante dentro de nosotros. 

Para aquellos con un carácter natural de fuego, arde con más fuerza, por lo que estas personas deben tener cuidado de no trabajar demasiado y quemarse a sí mismas.

La meditación con el elemento fuego desde la antigüedad es contemplación, adoración, deseo, aspiración, devoción, pensamiento, síntesis, alegría, bienaventuranza, trabajo y sacrificio… todo esto planteando la cuestión a la luz de nuestra más alta tensión intelectual y extrayendo la respuesta, la solución de nuestras necesidades, de las profundidades de nuestra Alma.

La meditación es una de las ciencias máximas que pueden salvar a nuestro planeta de la destrucción total y convertirlo en una estación de la hermosura a través de la cual el hombre puede tomar contacto con la hermosura de la creación. Esta es la ciencia de la manipulación de la energía. 

Al meditar en el fuego, hacemos consciente la energía, usted es una antorcha llameante que conduce con el ejemplo desde su propio ser, a la humanidad desde la oscuridad a la luz.

Cada elemento tiene su significado y su función, sin ellos no estaríamos completos, no seríamos y para tener plena conciencia de nosotros es bueno que aprendamos para meditar correctamente, cómo afecta cada uno a nuestro cuerpo y mente.

Meditar con La Naturaleza es sentirla y protegerla dentro y fuera de ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta