Terapia Arte Espiritual

8 – La Justicia

Equilibrando nuestras vidas

Afirmaciones de Poder

Lee despacio y con calma las siguientes afirmaciones, buscando conectar con la realidad de estas palabras dentro de ti.

Yo Soy mi propio juez.

Yo Soy la virtud de la justicia.

Yo Soy la espada de la verdad que defiende a la luz.

Yo Soy la rectitud de mis pensamientos, palabras y obras.

Yo Soy la balanza del equilibrio en todos los aspectos de mi vida.

Yo Soy la solución adecuada en cada problema.

Yo Soy la fuente que trae una resolución buena y adecuada a cada necesidad.

Yo Soy la energía capaz de corregir mis propios errores.

Yo Soy la voz que denuncia las obras de la oscuridad.

Yo Soy la formalidad en todas mis acciones legales y financieras.

Yo Soy la capacidad de resolver cualquier pleito favorablemente.

Yo Soy el cumplimiento de mis deudas.

Yo Soy el perdón y la misericordia de mis propias ofensas, así como las de otros.

Yo Soy el creador de la ley que establece cuales son mis límites sanos.

Yo Soy la autoridad que me otorga recompensas o castigos, en cada una de mis acciones.

Escucha tu Ser

Grabe usted mismo, una nota de audio con su propia voz. 

Lea cada oración, dejando un espacio de silencio entre cada una de las afirmaciones, que sea lo suficientemente prolongado para poder repetirlas después.

Póngase de pie frente al espejo, y escuche cada afirmación de poder, buscando conectar con la realidad de esas palabras dentro de usted. Escucha el audio de tu grabación y repite cada oración en voz alta mirando tu alma a través de tus ojos.

Realiza esta actividad muy despacio y con calma, enfocando tu atención en escuchar, sentir y pronunciar cada una de estas frases de sanación.

Escucha tu voz, mira tus ojos y sana tu alma.

Meditación Contemplativa

Pensamiento Central: Yo Soy La Justicia

Observa cuidadosamente la imagen de la iconografía de este arquetipo.

Medita por unos minutos todos los símbolos que encuentres en su representación gráfica.

La Justicia coloca la inteligencia al servicio del amor.

Imagina que es un espejo que te llevará a ver dentro de ti mismo… observa con atención sin juzgar, siente las reacciones de tu mente y de tu cuerpo.

Anota tu experiencia en una libreta.

Ejercicio de Sanación

Busca contactar con tu juez interno, con la verdad, el equilibrio, la misericordia y el perdón desde lo más profundo de tu ser.

Es el momento de conectar con aquellas verdades que fueron silenciadas y darles un espacio para ser expresadas.Deja salir a esa Justicia que existe dentro de ti, siendo capaz de resolver cualquier tipo de problemas.

Enfoca tu atención en ese problema pendiente por resolver, medita en todas las cosas que sucedieron siendo lo más objetivo que puedas. Reflexiona sobre cuales fueron las causas del conflicto, y que reacciones se generaron en consecuencia.

Escribe una carta a la persona que te hizo daño, y expresa todos los sentimientos que afloren en ti sin reprimir nada. Suelta sobre el papel todo el juicio que tu mente reprime, y deja salir todos los sentimientos que tengas guardados dentro de tu corazón. Cuando termines de escribir enciende un fuego sagrado invocando la presencia de Zadquiel Arcángel, Justicia de Dios diciendo:

Justicia de Dios, transforma mi alma.

Arruga tu carta haciendo una esfera de papel y lánzala al fuego, contempla como se reduce hasta llegar a cenizas, mientras al respirar repites mentalmente: Yo Soy Justicia

Luego redacta otra segunda carta, dirigida a la misma persona, pero esta vez enfocarás tu energía hacia la gratitud, el perdón y el amor. Para lograrlo comienza tus oraciones usando estas palabras

Lo Siento…

Perdóname…

Te Amo…

Gracias…

Al finalizar puedes decidir entre arrugar las hojas, hacer otra esfera y quemarla en el fuego de Zadquiel, o hacerla llegar a la persona. Lo que espiritualmente decidas será perfecto, lo importante aquí es sentir equilibrio entre la justicia y la misericordia.

Define

Redacta al menos tres conceptos sencillos de lo que para ti significa quién es: LA JUSTICIA.

Escribe en una libreta los significados que pueda tener para ti este personaje.

Ahora medita en tus conceptos de locura y reflexiona. Cómo es La Justicia en mi personalidad?

Colorea

La Justicia

El arte nos proporciona la capacidad de poder trabajar sobre nuestra mente, al permitir expresar libremente pensamientos, sentimientos e ideas. El tarot es reconocido por ser un arte adivinatorio, capaz de reflejar lo que hay dentro de subconsciente de la persona. Al acceder con esta herramienta, un psíquico puede predecir el presente, el pasado y hasta el futuro.

En esta oportunidad, usaremos el Arte del Tarot como herramienta de terapia, para permitir que el paciente pueda expresar las cargas emocionales que lleva dentro de sí mismo.

El Coach o Terapeuta Espiritual podrá interpretar, lo que el paciente ha expresado con el uso del color sobre estas antiguas iconografías, cargadas de misticismo y significados.

De cualquier forma, el espíritu es sabio. Con tan solo colorear y observar lo que expresaste artísticamente, dejas liberar todo el contenido de información espiritual que está reprimido dentro de tu ser.

Siente la libertad de usar los colores que tu alma te vaya guiando, esto te llevará a sanar algunas heridas.

Dibuja

Luego de haber meditado este arquetipo dentro de tu personalidad, dibuja tu propia versión artística de: LA JUSTICIA.

Has una representación de ti mismo siendo este personaje, como un reflejo gráfico de este símbolo en ti mismo.

Deja que el arte pueda manifestarse a través de ti, sin juzgarte. Hazlo divertido!

Firma tu obra

Te invitamos a participar en nuestras terapias personalizadas usando el Arte como proceso de sanación espiritual, para poder recibir asesoría, interpretación y guía.

Solicita nuestro servicio vía WhatsApp enviando un mensaje al +1(954)699-11-73

Mariana Soto

Terapeuta Espiritual

Experiencias durante la Terapia

Comenta tu experiencias con nosotros escribiendo en los comentarios para contarnos como te fue en esta terapia de Arte Espiritual.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta